Síndrome respiratorio de las vías altas en perros y gatos.

Durante la época de menos calor, es interesante corregir el síndrome respiratorio de las vías altas de nuestros perros y gatos.

Se trata de una obstrucción congénita de las vías respiratorias altas que afecta sobre todo perros de conformación braquicefàlica (morro chato): Bulldog inglés y francés, Boston terrier, Carlino, Pequinés, Shi-Tzu, Lhasa Apso y gatos como el Persa o el Himalaya.

En este síndrome pueden coexistir varios procesos a la vez, lo que dará diferente grados de enfermedad si existen:

  • Orificios nasales pequeños
  • Paladar blando alargado
  • Colapso de la laringe
  • Eversión de los cartílagos laríngeos
  • hipoplasia traqueal

Síntomas

Pueden aparecer diferentes signos de enfermedad más o menos graves que aumentarán considerablemente en situaciones de estrés, temperatura y humedad ambiental altas.

La sintomatología es muy variada:

  • Intolerancia al ejercicio prolongado
  • Ahogo
  • Tos
  • Secreciones abundantes por la boca
  • Ruidos respiratorios marcados, ronquidos
  • Dificultad para captar y transportar el oxígeno
  • Vómitos, arcadas
  • Dificultad para dormir
  • Desmayos

Cirugía

Se hace necesaria la corrección quirúrgica de esta malformación hacia el año de vida y antes de que aparezcan signos graves de enfermedad, ya que el aparato digestivo también se verá afectado a largo plazo.

La intervención quirúrgica consiste en extraer la parte justa de paladar blando que choca con la epiglotis y en hacer los orificios nasales más grandes, facilitando de este modo la entrada de aire en las vías respiratorias.

Como especialistas

En les Corts Clínica Veterinària realizamos esta cirugía mediante técnicas precisas y actualizadas evitando tanto el sangrado como la inflamación.

Con ello conseguimos la mejora sustancial de la calidad de vida de los gatos y perros a los que intervienen.

Hemos establecido unos protocolos para mantener la seguridad durante las intervenciones.

Se basan en los exámenes previos a la anestesia para conocer el riesgo del paciente y poder actuar en consecuencia utilizando fármacos específicos para cada paciente, pensando en lo mejor para el animal.

Dejar un comentario

Call Now Button